Gol

En arqueología suele despertar un enorme interés, casi rayano en lo malsano, todo lo relacionado con la Edad Oscura, periodo que abarca desde la Era Eléctrica hasta la Era Digital, y del cual apenas tenemos información.

Se ha discutido mucho sobre la ausencia de registros relativos a esta época, y existen multitud de teorías al respecto. Una de ellas, por ejemplo, hace alusión al uso irresponsable de papel elaborado a partir de pulpa de madera, que se habría degradado a mucha mayor velocidad que el hecho de cáñamo. Hay incluso quien defiende auténticos disparates, como que la información se almacenaba en máquinas que fueron posteriormente destruidas; lo cual es absurdo, ya que en una máquina cabe muy poca información, como todos sabemos.. Y luego tenemos la teoría más aceptada, que postula que durante este periodo de apenas unos 200 años la civilización se volvió ágrafa y renunció a conservar memoria de su tiempo por motivos religiosos.

Sin embargo, todas estas hipótesis se han puesto en entredicho o han matizado debido a un increíble descubrimiento: centenares de archivos de la época, degradados al estar efectivamente realizados en pulpa de madera, pero todavía legibles, han sido recientemente encontrados en una excavación. Y por primera vez, la comunidad científica ha decidido realizar una primera valoración de estos escritos, que pasamos a exponer.

El análisis de los textos, increíblemente enigmáticos, muestran que SÍ se efectuaban registros por escrito durante la Edad Oscura, pero de carácter exclusivamente religioso. Se deduce así que esta era de fanatismo impedía, por herética, la conservación de cualquier escrito que no hiciera referencia al dios Gol.

Este dios, de carácter elusivo, se convirtió en el centro de toda manifestación religiosa durante esta época. Parece ser que todos estos escritos encontrados se dedican a glosar sus virtudes, aunque sin aclarar su naturaleza. Algunos reputados expertos opinan que Gol no era tanto una deidad como la aparición, la epifanía, de un dios cuyo nombre completo sería Fut-Gol, etimológicamente “Aquel Que Trae El Gol Consigo”, según el mayor defensor y exponente de esta teoría, el doctor Radar Onrep.

Aunque no existen muchas pruebas fehacientes que apoyen esta teoría, el citado doctor expone que:

  • La experiencia mística era buscada por una gran parte de la población, que a tal efecto se reunía periódicamente para orar implorando la vivencia de Gol.
  • Estas reuniones se efectuaban en unos templos especiales de forma rectangular que, en todos los casos, envolvía una superficie plana que siempre tiene las mismas proporciones y tamaño.
  • Dependiendo de la fe de los reunidos, el dios otorgaba de ninguna a varias experiencias de Gol, que eran celebradas con profunda devoción cuando se producían.

De la parte escrita apenas se ha podido descifrar menos del 1%. Pero en los documentos hallados se encuentran abundantes imágenes realizadas mediante una técnica puntillista policromada de increíble sofisticación, que a no mucha distancia se aprecian como representaciones extremadamente realistas de momentos del rito. Expertos estiman que la realización de cada una de estas imágenes, dotadas de miles y miles de puntos, requerían la participación de varias personas, dotadas con punzones coloreados de punta diminuta, durante semanas.

En estas imágenes, a pesar de su mal estado, se comprueba que individuos siempre masculinos, probablemente sacerdotes, embutidos en trajes rituales de brillantes colores efectuaban una danza compleja de invocación consistente en abundantes saltos, carreras y volteretas en las que se perseguía un objeto redondo blanquinegro que probablemente era colgado de un fino cable desde gran altura y se movía de modo caótico, golpeando las cabezas de los individuos que lo perseguían y tenían la fortuna de tener contacto con él.

A este respecto, la similitud del objeto redondo con un óvulo sugiere que había cierto componente de rito de fecundación: lo cual explicaría que solamente se vean hombres, y no mujeres, participando en estos rituales. Pero no todos están de acuerdo con esta hipótesis.

En lo que sí existe acuerdo unánime es que, presumiblemente, estos presuntos sacerdotes se propinaban entre sí golpes y patadas de carácter ritual que provocaban grandes dolores, como se puede apreciar en las caras de sufrimiento, aunque también de éxtasis y triunfo, que muestran estos individuos en algunas de las imágenes halladas.

Del carácter religioso de la experiencia conocida como Gol no cabe ninguna duda, según el doctor Onrep, ya que en los escritos se repite con cierta regularidad parte del cántico realizado por los supuestos sacerdotes, concretamente: “El Fut-Gol Es El Fut-Gol”. Sin duda esta afirmación, de las poquísimas que se han podido descifrar, está destinada a resaltar el carácter inexplicable, misterioso y superior de la deidad, que por su naturaleza trascendente es indefinible. Y por tanto, nada se puede decir de ella excepto que es ella misma. Ante tal alarde de sutileza, tal profundidad expositiva, se deduce que, sin duda, estos presuntos sacerdotes eran unos genios intelectuales escogidos de entre los hombres más inteligentes y preclaros de su sociedad.

El único aspecto de esta hipótesis que el doctor reconoce no poder explicar, es el efecto real de la experiencia del Gol en los feligreses. De todos modos, el doctor se defiende contra este ataque resaltando que nadie ha conseguido dilucidar exactamente en que consistía esta manifestación divina. Y que hasta que esta cuestión, qué era “Gol”, no sea resuelta, no es posible contestar para qué servía “Gol”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>